Archivo diario: septiembre 28, 2011

Tu tienes magia… y yo te tengo a ti.

♪”Tu tienes magia, tu tienes tu tumba’o y tu ‘no se qué’, tu tienes magia”♫ 

Así dice Issac Delgado y yo tarareo al compás de la deliciosa salsa… luego de lo anterior, vengo a pasarte la mano… no en balde eres lo mejor que me ha pasado de este lado del charco… aunque me hayas dicho que al leerme sientes que no tengo vida… que sueno a decepcionada de todo y de todos, que doy la impresión de haberlo dejado todo del otro lado y no querer vivir…

Digas lo que digas, no es así.

Contigo “it was meant to be”; sabes que desde el día que hablamos por primera vez, que hablamos de veras, a través de un chat, comenzamos a sucumbir a lo inevitable… entre unos macarrones incomibles y mis fotos ‘matadoras’ de facebook comenzaste a enamorarte de mi y yo no pude resistir el hacerte reír so badly y el que comprendieras todos mis intentos de chistes. Por alguna razón no pudimos dejar de hablar por tres días seguidos hasta la madrugada, sin dormir, sin descansar casi, solo por el placer de escucharnos mutuamente a través del teléfono.

Ya al tercer día no podía(mos) resistir el no ver(nos)me en persona e inventamos cada cuál una excusa; yo, un dolor en un brazo; tu, una pomada que aliviara mi malestar. Esa noche me atreví a sobrepasar los límites, a escabullirme en la noche para verte, para estar de frente a ti. Esa noche me robaste el corazón con un perro de peluche – se llama Emil, por cierto -, y unos ojos enamorados que me hacían sonrojar de tanto mirar.

Luego nos hicimos muy necesarios el uno para el otro y aliviamos nuestras pasiones de todas las formas posibles aquella cálida – al menos para nosotros los fue, en medio de tanto frío – de enero. Espejos, agua caliente, espuma, sábanas blancas… era Jazz lo que se escuchaba? creo que si. Mi cabello mojado, mis labios rojos, los ojos delineados en negro, mi piel canela, mis 21 espléndidos años… todo te lo entregué aquella tarde. Jugamos a querernos y lo disfrutamos tanto que no pudimos dejar de pretender…

y pretendiendo estamos hoy aquí, en esta tarde cálida – bien caliente, ahora si – de septiembre, luego de casi 2 años; yo enloqueciendo e inspirando a mi cerebro con rock bien alto; tu, trabajando para traer el pan a nuestro hogar. Y aun me dices qué sueno como que nada bueno me ha pasado aquí… y me lo preguntas? tengo un perro de peluche llamado Emil… y te tengo a ti  🙂

Por eso te regalo esta canción que una vez me cantaste tú a mí… Tu tienes magia.

♫ ♪ “(…) Cómo se puede explicar algo sobre natural.

Tu tienes una magia, un ‘no se qué’, una manera única de ser.

Tu eres clase aparte… incuestionable… no lo puedes esconder.

Tu tienes una magia al sonreír… un algo que no puedo resistir…

una sensualidad impresionante que me hechiza y que me amarra a ti.

Tu tienes magia.

Cada beso tuyo me hace estremecer.

Nada en este mundo tiene ese poder.

Cuando estamos juntos, es perfecto.

Nadie es tan feliz como tu y yo.

Cómo se puede explicar algo sobre natural.

Tu tienes una magia, un ‘no se qué’, una manera única de ser.


Tu eres clase aparte… incuestionable… no lo puedes esconder.

Tu tienes una magia al sonreír… un algo que no puedo resistir…

una sensualidad impresionante que me hechiza y que me amarra.

Eres (…) ideal, (…) diferente, por eso de ti me enamoré.

Tu tienes magia, tu tienes tu tumba’o y tu ‘no se qué’. Tu tienes magia.” ♪ ♫


                                  Lov u Tuti.



Necesito renacer…

Tengo problemas, eso es obvio. Me disculpo por dejarles estos crappy posts en vez de deleitarlos con las asombrosas historias y las fantasiosas anécdotas que les prometí al principio. Espero encontrarlas en algun rincón de mí… estoy perdida y necesito encontrarme a mí misma dentro de mí – paradójico, no? -.

Este estado de ánimo afecta mi salud; ahora mismo, mientras escribo, siento que me queman las orejas y tiemblo. Me siento mal; hace 2 dias fue el sistema nervioso digestivo, hoy es la presión. Espero que mi cerebro logre dominar a mi cerebro – si, es la misma palabra, lucha interna en mi cerebro, el corazón es solo un músculo -, pero lo que si sé es que esta autoestima mierdera sube hoy, este estado de ánimo cambia hoy.

Ya estoy cansada de sentirme mal, de vivir en el pasado, como dijiste – si es el caso, hoy se acaba, créeme! -, de no mirar hacia adelante y extrañar y añorar; debo hacerlo, pero con dignidad, sin amilanarme y caer. Es cierto, ellos tienen sus vidas y no puedo seguir recondenándome por no tenerlos conmigo. Hoy renace Yesi Lugo Zamora. Hoy tomo las riendas de mi vida en los Estados Unidos de América, junto a tí, de la mano y hacia delante… hacia nuestro porvenir.

Ya dicho todo, tú y yo, ahora, tenemos asuntos pendientes que hay que resolver. Ya me desprendí de Cuba… ahora tu y yo tenemos que darnos el frente. Tenemos cuentas que saldar, te espero.