lo que nunca tuve – 1

Con cada post les he ido contanto sobre mi vida, de poquito en poquito y ahora ya no somos unos completos extraños. Esta vez les contaré sobre una añoranza de toda mi vida.

Ya saben que mi papá era zapatero en Cuba; ahora les cuento que mi mamá es ama de casa, aunque ha trabajado para el estado por etapas.

Cuando nací mi papá aun no era zapatero; él siempre fue un cabeza loca y dejó la escuela en 12 grado, cuando solo le quedaban las pruebas para graduarse. Su sueño era ser Profesor de Educación Física; no conozco a nadie con más pasión por los deportes. Al final, un hermano suyo lo puso a trabajar en gastronomía, vendiendo panes con croqueta en un timbiriche, quién sabe dónde. Se le venció la contrata y mi tío no se la renovó – las historias de mi familia paterna también son tremendas o.o -, pudiendo hacerlo con facilidad al ser el administrador del lugar. Mi papá acudió a otro de sus hermanos que le prestó $200 y con eso empezó a hacer zapatos. Por esa etapa más o menos, nací yo. Mi mamá me cuenta que mi papá tenía un anillo de oro cuando lo conoció y él lo vendió; con ese dinero me compró mi primera ropita y mis primeros zapaticos, que quedaron inmortalizados en alguna fotografiía perdida en el tiempo.

Mi casa es especial, por llamarle de alguna manera. Las cuadras son largas, como ya saben y en la mía hay 21 casas de un lado y 15 del otro, además de dos inmensos placeres yermos un día y llenos de árboles frutales hoy; una escuela dividida, un  edificio a cada lado (uno frente al otro) y el local de comunales. Ya se dan una idea de lo largas que son las cuadras, no? Pues aun así, el terreno que ocupa mi casa es de 20 x 16 metros. En mi patio hay matas de: mango, aguacate (hubo 2), guayaba (2), coco (2), chirimolla, guanábana, mamey, plátanos (muchas en dos variedades), cereza y alguna que otra que ya no existe.

A pesar de tener mucho terreno, la casa… bueno, les explico. Había una casa de madera que no sobrevivió a mi adolescencia. Era larga y cálida, con piso de cemento pulido y techo de tejas. Ahí vivia yo con mi abuelita y al lado, en una casita pequeña de bloques y placa, vivían mis padres y cuando digo vivir me refiero a dormir; yo siempre he sido el apéndice de mi abuelita, jejeje! Las dos casitas estaban una al lado de la otra, a la entrada del terreno, a la izquierda. A la derecha y detrás está el mayor volumen de patio.

Cuando la tormenta del siglo, el techo de la casa de madera se cayó y al repararlo, la casa se redujo y se quedó solo en la cocina, el baño y un cuartico. La casita de mampostería tenía también un solo cuarto. Mi abuela se mudó para la casa que le dieron por trabajar en una micro brigada y mi papá adaptó la pequeña casita de madera como taller para hacer los zapatos.  Desde pequeña siempre tuve mi camita, pero como muchos de nosotros, nunca tuve un cuarto para mi.  Cuando mis padres se separaron, me fui a vivir con mi abuelita y allí dormía con ella pues también había un solo cuarto en su casita y vivían unas cuantas gentes por aquel entonces.

A mis 14 años, mi papá vino para este país y me dejó la casita de bloques, pues tumbó la otra antes de que el comején la devorara… teniendo tanto dinero y sin mentirles, el patio lleno de materiales de construcción como para construir una hermosa casa, teniendo el espacio y as condiciones, solo faltándole comprar el cemento para comenzar pues tenía todo lo demás… mi papá nunca reparó la casita. No pintó las paredes, o si, sobre los bloques pelados… nunca le repelló, resanó ni dio fino… no reparó el techo que eventualmente fue filtrando… no terminó de echar la placa o hacer un buen techo en el cuarto… y no tenía que hacerlo él, me refiero a contratar un buen albañil que hiciera de su hogar un lugar bonito. Lo más que se hizo fue poner las puertas y ventanas de hierro con sicn galvanizado, ni siquiera cristales cuando fue mi hermano a Cuba por única vez; yo tenía 12 años. JAJAJAJAJ! la historia de mi vida! mi papá siempre ha hecho más por mi hermano en instantes fugaces que por mi, en toda una vida…

continuará…

Anuncios

Acerca de izmatopia

Everything about me was, is or will be written... you just have to wait and read. Ver todas las entradas de izmatopia

3 responses to “lo que nunca tuve – 1

Tus notas a pie de página...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: