Archivo mensual: noviembre 2011

♫ I want Uuuuu… ♪

I want you Moloko

♪ I want youuuuuuuuuu…


Though you dare to deny it
I’m always reminded of you
And the more you forbid me
The more I need you to give me


Morning comes upon us
To impose another day
Though I might try to
force myself to sleep
Why should I
Face up to
Another waking day
When there’s a chance
you’ll come to me
In dreams
The world just keeps
Right on
Turning anyway
While I stay home and
watch the shadow play
Innocence is lost into the dark
If I were dynamite would you
provide the spark?
Oh


I want you
Though you dare to deny it
I am always reminded of you
And the more you forbid me
The more I need you to give me
I don’t know what to do
If you dare to deny it
I’m always reminded of you
And the more you forbid me
The more I need you to give me


If only you could see my life
Turning inside out
A heart that keeps attacking me
Always in my mouth
And if my skin were glass my love
You would see a heart
that keeps on beating
Only in the hope that
you’ll return, to me


I don’t know what to do
Though you dare to deny it
I’m always reminded of you
And the more you forbid me
The more I need you to give me
I want you


Though you dare to deny it
I am always reminded of you
And the more you forbid me
The more I need you to give me
I don’t know what to do
Though you dare to deny it
I’m always reminded of you
And the more you forbid me
The more I need you to give me
I want you
I am always reminded of you
I want you
Always reminded of you
Reminded of you
Always reminded of you ♪


Descarga electrostática…

Según Rafa, lo que más le gusta de mi blog son las anécdotas y ha despreciado mis cuentos por ellas, jajaja! Pues como él es muy importante para mi ya que me dio el empujón final para decidirme, le dedico este post.

Ayer me sucedió algo curioso.  SI me pongo a pensar, me pasan muchas cosas curiosas aunque no siempre las recuerdo para reproducirlas y compartirlas con ustedes.

Una introducción rápida para que entiendan. En junio, la madrugada del sábado antes del día de los padres, me robaron el carro de al frente de la casa. Fue una odisea que les contaré en otro momento, ya que esa es otra buena anécdota, pero a lo que vamos. El carro apareció, finalmente, con algunas averías, incluyendo la falta de la batería y la defensa delantera quedó deshecha. Recuperamos el carro al mes y medio del robo así que ya, por suerte, habíamos comprado otro carro.

Decidimos dejar el que recuperamos parqueado en casa de unos amigos hasta reunir el dinero necesario para las reparaciones. Hace unos días Arian vendió su carro, que estaba en peores condiciones mecánicas y de confort que el que está parado, amén de los problemas estéticos que le dejó la aventura del robo. Llevamos una semana reparando el carro, por lo tanto, todos los días son varia slas peripecias que tenemos que hacer para ir y venir del trabajo y de la escuela en un solo vehículo.

De ahí mi anécdota. Ayer Arian me llevó al trabajo en la mañana, como se viene haciendo costumbre ya y me dejó el carro a la hora del almuerzo en mi trabajo y un amigo lo llevó a él así que tuve que recogerlo en la noche. Recuerdo que puse el aire acondicionado, no muy fuerte pero sentía frío. El clima anoche se comportó bien, no llovió y la temperatura era normal, algo templada y húmeda, de hecho. Cuando llegué me bajé del carro a darle un beso y allí pasó.

Tomado de la Wikipedia:

La descarga electrostática (conocido por las siglas en inglés ESD, que significan electrostatic discharge) es un fenómeno electrostático que hace que circule una corriente eléctrica repentina y momentáneamente entre dos objetos de distinto potencial eléctrico; como la que circula por un pararrayos tras ser alcanzado por un rayo (…)
Para comprender el proceso de formación de dicha corriente hay que considerar que un cuerpo cualquiera está formado por un número indeterminado de moléculas ligadas entre sí por fuerzas de atracción y repulsión que les permite sostenerse en equilibrio sin que entren en contacto. Sabemos que el electrón es la más pequeña cantidad de agente eléctrico, la partícula elemental de electricidad negativa. Sabemos que dichos electrones tienen una estabilidad precaria en el átomo y pueden abandonar su órbita a consecuencia de un choque, fricción, conmoción nuclear y otras muchas circunstancias.

Si tenemos en cuenta que el cuerpo humano actúa como (positivo) y los electrones (negativo) y que, además, dos cuerpos cargados en sentido opuesto se atraen, se comprende por qué se produce una descarga en el dedo cuando se toca la extremidad de un objeto metálico, excelente conductor eléctrico, cargado con electrones, cuya virtud consiste en acumularse en las partes extremas o periféricas de las materias (…)

Este tipo de electricidad estática es la principal causa de las descargas electrostáticas, que se generan a menudo a través de la electrificación de contactos eléctricos o la separación de cargas eléctricas que ocurre cuando dos materiales hacen contacto y después se separan. Los ejemplos de este tipo incluyen caminar sobre una alfombra, descender de un coche, o quitar algunos tipos de empaquetados de plástico. En todos estos casos esta fricción entre dos materiales cargado con electricidad de distinto signo da lugar a la electrificación, creando así una diferencia de potencial eléctrico que puede conducir a un acontecimiento de descarga. Leer más…

Cuando me bajé del carro recuerdo que tenía la nariz fría. Abrí mis brazos para abrazar a Arian y él se dejó abrazar. Nos acercamos rápidamente, para besarnos, pero la primera parte de nuestros cuerpos que hicieron contacto fueron nuestras narices.

Fue increíblemente rápido pero intenso. Al pegar las narices sentimos una descarga que incluso fue audible. No se si la chispa fue visible pues el dolor nos hizo cerrar los ojos y separarnos de un tirón. Nos quedamos O.O y comenzamos a reír mientras sobábamos nuestra adoloridas y acalambradas narices.

Me había sucedido antes que tocaba el picaporte metálico de una puerta e incluso objetos no metálicos y me daba ese latigazo intenso y doloroso pero nunca al tocar a una persona. Él si había experimentado esa sensación antes y sobre todo al saludar a una compañera de un antiguo trabajo. Hasta el punto de no tocarse y solo decir buenos días pues era bien incómodo pasar por eso día tras día.

Volvimos a la casa haciendo muecas con las narices, buscando que la sangre circulara y se desvaneciera el molesto calambre. Al llegar a la casa él se puso a leer en la web sobre las descargas electrostáticas mientras yo me quedaba dormida.

Ayer no sabíamos cuál había sido la causa o el causante, pero leyendo hoy en la Wiki me di cuenta de que fui yo, al bajarme del carro. Jajajaja! ahora entiendo la frase que el cubano usa cuando se emborracha aunque yo ni siquiera me di un trago: qué clase de carga cogí anoche! 🙂


El honor, la palabra y la formalidad.

Hoy me sucedió algo increíblemente irritante.

Tengo unas amistades que llegaron de Cuba después que yo.  Él trabaja hace casi un año, en un lugar donde yo trabajé, gracias a que lo recomendé. Es muy buen trabajador y se ha ganado la estima de sus jefes. Cosas de la vida, lo dejé instalado y yo no seguí allí.

Ella pasó más de 10 meses sin trabajar pues no es una chica muy “activa” que digamos, usando una palabra decente y suave. Al final empezó en un restaurant de mesera y ahí lleva como 7 meses. Yo llevo casi 3 años de este lado y he tenido varios trabajos. Al fin creo haber encontrado uno que satisface casi todas mis necesidades: el salario es regular (no se puede aspirar a mucho con esta economía), el horario es de oficina así que me permite ir a la escuela en las tardes y el trabajo es, a mi entender, fácil y cómodo.

Le planteé a esta chica la posibilidad de recomendarla en mi actual trabajo ya que se pasa la vida quejándose de los clientes, del horario, del trabajo en si pero no hace nada para buscar otro mejor. Estuvieron ambos muy de acuerdo después de sopesar los pros y los contras de la decisión y me dieron luz verde para plantear el asunto en el trabajo. Hace unas semanas que hay una inestabilidad terrible allí pues se han ido varios empleados y no se han podido reemplazar aun. Ayer se me ocurrió que, a pesar de llevar poco tiempo en la compañía, podía hacer el intento y optar por una de las plazas disponibles. Escribí la carta de solicitud y aproveché para mencionar en ella a esta chica de la que hablé anteriormente como posible suplente mía, de ser yo considerada para la otra posición.

A veces el Universo conspira en tu contra, otras conspira a favor tuyo, pero en el peor de los casos, te hace creer que es tu aliado cuando realmente está preparando el terreno para darte el zarpazo. Mi jefa, increíblemente, accedió a mi pedido, siempre dejando claro que solo me daría la oportunidad de aprender y no era seguro en este momento que me quedara definitivamente en el puesto pero que todo lo que aprendiera era beneficioso para mi y la compañía, siempre enfatizando que no habría aumento de salario hasta el término del primer año en la compañía y blablabla… ya saben como son las muelas burocráticas de los jefes cuando no quieren soltar el billete y tampoco quieren que te creas que eres apto para el trabajo aunque te lo den. Hijos de puta que son todos!

Aun más incompresible, me dijo que si, que llamara a la muchacha para que llenara una aplicación de empleo, incluso cuando le expliqué que no tenía experiencia y que solo ha trabajado en un restaurant. De todas formas, me dio el voto de confianza. La muy desgraciada tuvo un momento de claridad en su oscura alma o tenía un buen día, quién sabe. Enseguida llamo por teléfono a la chiquita y le explico y me dice que está complicada lavando – solo tiene libres los miércoles, los horarios en los restaurantes son terribles -, y le meto el pie – si porque ella es lenta y hay que meterle el pie -, para que pase entre 12 y 1 pm, mientras yo cubro la recepción, para ayudarla a llenar la aplicación y explicarle todo.

Ok, todo cuadrado, perfecto. Yo muy contenta pues tengo la oportunidad de mejorar algo en mi trabajo y porque disfruté, aunque calladamente, le haberle hecho un bien a la muchacha. Yo sigo en lo mío, pues todo esto fue como a las 10 de la mañana. Ya casi llegando el mediodía reviso mi teléfono y veo un mensaje y cito: “Oye no te vayas a poner brava pero estuvimos hablando Fulanito (el esposo) y yo y ahora necesitamos reunir $ lo antes posible y yo estoy haciendo $400 a la semana, porfa no te vayas a poner brava gracias de todas formas”.

O.O

JA!

**** suspiro profuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuundo***

A ver, espero que entiendan cómo me sentí. No se realmente qué fue pero creo que una mezcla de impotencia y rabia que me tuvo como 2 horas de mal humor. Ok, leí el mensaje y comprendí sus razones perfectamente y hasta concuerdo con ellos. Coño, $400 a la semana es dinero! Felicidades! Pero cojo** por qué no me lo dijiste el día que te planteé el asunto???

Mi jefa es una insoportable – como todos los jefes – y yo recomendé a la tarada esta que ahora me dice que no como si eso fuera decirle a alguien “no gracias” cuando te brindan caramelos. HELLO????? Se trata de algo serio! Al menos en este desgraciado país, uno tiene que mantener una reputación en su trabajo pues el trabajo es el que paga los biles y como está la cosa, cualquiera es altamente prescindible.

Lo que más me encabrona es la informalidad. Y todavía mi marido que es el amigo del esposo de ella me dice que le diga que actuó mal, que me hizo quedar mal y cuando le digo que no, que lo que quiero es cagarme en la madre que la parió por irresponsable me dice que no sea boba, que no me moleste, que entre amigos se vale halarse las orejas. jajajajajajajajajaja!

Qué amigos ni qué carajo! Ellos no son amigos míos, le dije, ellos son amigos tuyos y les tengo aprecio pero a los amigos uno los escoge, a los de la pareja no. Si mi mejor amiga me hace eso le rompo la boca y se tiene que quedar callada. La diferencia es que mi mejor amiga ES MI MEJOR AMIGA precisamente porque jamás haría eso. Donde yo ponga mi palabra ahí está ella sin preguntar siquiera.

Tengo un insulto muy grande porque los valores humanos se pierden poco a poco. El honor aun existe y no es solo cuestión de hombres. Yo creo que cuando uno da su palabra eso debe valer, los demás deben creerte pero para que eso suceda debes tener palabra de hombre – de mujer en este caso -, y saber cumplir y asumir las consecuencias de tus actos.  Creo que uno debe ser responsable con su vida pero sobre todo, intentar ser responsable si implicas a los demás.

Lo primero que dije fue “esto me pasa por COMEMIERDA! por buena gente!”

Me da soberbia porque no puedo dejar a un lado mis sentimientos y lo que me define como ser humano, no puedo renegar de mi bondad y de mi fe en el hombre por gente como esta chica y su marido, y conste que les tengo mucho aprecio y siempre pienso en ellos. Ellos llevan 1 años y tanto aquí y están en mejores condiciones que nosotros porque tienen quienes les ayuden, mi marido y yo incluidos. Una vez le dije a Arian “esta gente tienen suerte” y me respondió “no, nos tienen a nosotros”. Eso me jodió porque pensé “coño, si nosotros tuviéramos alguien que nos ayudara así no pasaríamos tanto trabajo”. Me explico, para que se entienda. Ellos son muy buenos con nosotros también pero no han tenido la oportunidad de hacer por nosotros lo que nosotros por ellos. Ese no es el punto. No me quejo de eso. Me quejo de la falta de reciprocidad.

Solo pido que se me considere.

Me encabrona mucho que pasen estas cosas y más porque son cotidianas de la vida actual. Cuando me toque parir, criar y educar hijos, tendré en cuenta, entre otras enseñanzas importantes, el inculcarles el honor como se sentía en tiempos antiguos y en valorar, respetar y mantener su palabra por encima de todas las cosas. Creo que si logro enseñarles esto, serán buenos hombres o mujeres.