Simplemente Yo.

Sólo se ve bien con el corazón; lo esencial es invisible para los ojos.
Antoine de Saint-Exupery

Un poquito de mi.

Lo que me hace Yesi no es teñirme el pelo de rojo o tener dos labios carnosos. Lo que me hace quien soy no es mi manera de andar en tacones de 5 pulgadas o como mi voz se vuelve aguda y antimusical cuando me excito. Lo que me hace ser quien soy es un conjunto de rarezas y peculiaridades que envuelven mucho como para comentar en un post. Una de esas peculiaridades que guardo muy en lo profundo de mi ser son algunos de mis gustos y preferencias.

No puedo decir que tengo gustos raros pues todo el mundo tiene curiosidades escondidas, pero si son únicos y míos y lo más importante: disfruto de ellos como disfruto de todo – hedonista al fin -. Me caracterizo por tener gustos simples y por ser muy sensible.También soy un poco coleccionista pero de personas y psiquis, no de objetos.

Me gusta la gente, me gustan los hombres – como especie, no hablo de género en esta ocasión -, me gusta el ser humano y me deleito en estudiarlo. Soy de sentarme por horas en cualquier lugar, callada y – aparentemente – ausente a observar a la gente “ser”. Me gusta descubrir secretos en una mirada, gesto o palabra de alguien que me es completamente desconocido. Adoro adelantarme a lo que otros piensan y jugar a descubrir lo que dirán antes de que lo hagan. Vaya, me gusta jugar ajedrez con personas, tal vez tengo un gran complejo de Dios, jajajajaja!

Me gusta jugar a la Bruja, como me llama mi querido Insomne, intentando descubrir rasgos y características escondidas de mis interlocutores. Me gusta aventar suposiciones y razonamientos y por supuesto, acertar, desconcertando al otro. Me gusta caracterizar a las personas basándome solamente en lo que puedo deducir de ellas, luego de conversar y pasar algún tiempo juntos, estudiándolos. Sé que suena un poco “creepy” pero es solo un hobbie, no soy peligrosa 🙂

Decía que soy sensible pues detalles simples de la vida me emocionan más que cualquier acción profunda, heroica o evidentemente ‘touching’ para cualquier persona y no es que esas cosas no me emocionen, claro que si, pero las simples y aparentemente insignificantes me llegan más. Soy muy observadora y no lo demuestro mucho; me gusta sorprender.

Soy capaz de retener en mi memoria – y dispuesta para ser usada en el momento preciso – información dicha como al descuido por alguien en cualquier conversación trivial. Lo interesante de esto es que ni siquiera la persona que lo dijo recuerda que lo dijo por la trivialidad del asunto o del contexto, pero yo me quedo con ese pedacito del otro y lo saco a colación en el momento indicado. Para mi es desconcertante darme cuenta de que otra persona es capaz de darle importancia a algo que dije hace mucho y sin mucho énfasis. Me gusta saber que otros se interesan genuinamente en mi, por eso intento ser así con los que me rodean.

Me gusta mucho hablar pero no puedo negar que también amo escuchar. Cuando hablo con alguien que me resulta interesante puedo escucharlo por horas sin aburrirme y me nutro de su conversación como si fuera una planta marchita recibiendo el agua bendita que le devuelve la vida. El conversar es mi placer más hedonista y cambio casi cualquier otra cosa por una buena conversación, por supuesto, con la persona indicada. Pienso que el mayor tesoro que tiene el hombre es su intelecto y su mayor arma, la palabra.

Amo hacer y recibir regalos y cuando digo ‘regalos’ no me refiero a una bolsita de papel cómica con un objeto comprado en una boutique. A veces soy ingrata pues cuando me regalan un perfume caro o una prenda o algo así, sueño secretamente con que hubiera sido un libro viejo o una hoja seca con algunas palabras o símbolos grabados a mano… sip, tal vez soy un poco ingrata pero no lo puedo evitar.

Me gusta hacer regalos, dedicar canciones, escribirle cuentos o poemas a la gente que me inspira y transcribirlo a mano en hojas de papel perfumadas con mi esencia y enviarlas por correo, como se hacía antes. Me gusta buscar el regalo perfecto para cada persona, adentrándome dentro de su psiquis para descubrir ese ‘perfect match’ para su personalidad. Me gusta ver la cara de alguien cuando lee palabras que solo nosotros dos entendemos en el cuerpo de uno de mis textos.

Me gusta escribir y lo que más me inspiran son las personas interesantes y la música. Las ideas me vienen como disparos y confieso que me dejan aturdida a veces. Soy de escribir de un tirón y no dejar que las ideas se cocinen mucho tiempo. También debo decir que lo que hoy puede parecerme sobremanera excitante, mañana puede ser completamente aburrido; mi humor varía con el viento y debo aprovechar los momentos que para mi se tornan irrepetibles e irreemplazables.

Me gusta acostarme mirando al techo y pensar… simplemente dejar a mi mente vagar por sus propios laberintos y descubrirme a mí misma poco a poco. Me gusta suponer y recrear en mi mente lo que “pudo haber sido” aunque no fue. Me gusta imaginarme cosas inciertas y reaccionar a las sensaciones que tales imágenes me provocan. Amo “sentir” con cada fibra de mi ser…

Y como les dije, cuando uno habla de si mismo no tiene para cuando acabar – narcisistas que somos todos 🙂 – pero no hay tiempo para más. Aunque este post luzca vanidoso, me temo que no pediré disculpas, a fin de cuentas me leen para conocerme y yo escribo para dejarme conocer.

Les regalo este pedacito de mi.

Anuncios

Acerca de izmatopia

Everything about me was, is or will be written... you just have to wait and read. Ver todas las entradas de izmatopia

21 responses to “Simplemente Yo.

  • camarero

    cuando uno habla de sí mismo, no… cuando tú hablas de ti misma no tienes para cuándo acabar!… porque a mí me cuesta trabajo hacer un análisis así tan detallado de mi personalidad… coincidimos en algunas cosas, sabes?…

    • izmatopia

      bueno, eso es que no sabes quien eres… yo si se quien soy! 🙂

      en qué coincidimos, a ver?

      • camarero

        sí sé quién soy, pero ese conocimiento de mí mismo no me da para escribir tanto… coincidimos en:

        generalmente voy delante en el pensamiento a la conversación, eso que llamas jugar ajedrez, incluso una vez una chica me dijo exactamente eso, que hablando conmigo se sentía así, como jugando ajedrez, porque sentía que como los ajedrecistas yo llevaba jugadas de adelanto… no me gusta adivinar tanto pero si caracterizar rápidamente y muy pocas veces me equivoco… me gusta buscar el regalo perfecto para cada persona, no regalar lo que le pudiera regalar a otra…

        y algo que pusiste pero no tan directamente es que me gustan mucho las entrelíneas, tanto en el diálogo como en la escritura… mientras hablas conmigo “parece” que te digo o te escribo otra cosa… a veces no “parece”… a veces “es”, pero no puedes acusarme de ello… para eso hace falta disponer de un interlocutor inteligente sino lo que “parece” se queda en el vacío, pero eso también me da una señal…

        • izmatopia

          ay camarero, cuán divertida ha de ser una conversación nuestra?? sabías que aprendí a jugar ajedrez a los 6 años y no era para nada mala?? jajajaja!

          eres encantador!

        • camarero

          yo soy muy malo jugando ajedrez, lo entiendo pero no lo practico nunca… en lo mental sí… creo que uno debe estar atento a sus palabras… un defecto que tengo es que tengo que ser más imperturbable con algunas cosas que me molestan y todo sentimiento negativo es malo… vaya, te dije otra cosa! jejeje… el problema es que para que sea nuestra, hay que dejar al papirriqui afuera, porque seguro quiere meter la cuchareta…

        • izmatopia

          Yo tampoco, comence a jugarlo a los 6 y deje de hacerlo a los 11… me aburria! Es demasiado lento para mi gusto.

          Concuerdo en hablar cuidadosamente, sobre todo con un interlocutor inteligente. El juego se vuelve adictivo y las palabras pueden volvernos esclavos.

          A mi me gusta jugar a permanecer imperterrita antes todo lo que me dicen, no siempre lo logro 😉

          Ya quedo claro que el papirriqui se queda afuera, jajaja! Aunque llore 🙂

  • INSOMNE

    ¿photoshop la foto en sepia?

  • Carlos Efron Mur

    me dan ganas de sentarme frente a ti y verte a los ojos durante largas horas, porque todo me parece tan intenso e interesante, besos querida

  • Leydi Torres Arias

    es lo mejor que podemos hacer…escribir para que nos conozcan. Yo también lo hago… No tienes por qué disculparte, el post quedó estupendo. Muy Yesi…jajaja.

  • evildreamer

    me encanto lo que escribistes, tenemos en comun lo de los regalos amos las cosas simples y te confieso que no resivo cosas simples a menudo y me hacen mucha falta 😦 tambien amo escribir y tengo varios cuentos escritos a manos pero no se como subirlor al blog:-(

    • izmatopia

      el blog puedes ponerlo en español para tu mejor comprensión. Investígalo y verás como le coges la vuelta. Me gustaría leer uno de esos cuentos 🙂

      gracias y vuelve cuando quieras!

  • sailynsm

    Creo que es muy bueno compartir con las personas un poco de nosotros, aunque también es bueno que nos descubran de a poco.

  • Ese animal llamado Hombre – IV « Diario de una hedonista.

    […] personalidad. Ufff! ‘Ta complicado y aunque parece sencillo, no es tan así. En aquel post Simplemente yo, algunos de ustedes me comentaron que les era difícil hacer un análisis tan detallado de sí […]

Tus notas a pie de página...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: