Archivo mensual: agosto 2013

Hoy es un día feliz…

Por casi 5 años he esperado por un milagro. Por casi 5 años he deseado con todas mis fuerzas que el Universo me conseda un poquito de lo bueno que he brindado al mundo. Por 5 años he pedido tranquilidad y sociego para mi alma. Hoy se me ha concedido.

Mi abuelita, la luz de mi vida, tiene ya casi 73 años y vive solita en La Víbora. Desde que me fui de Cuba le he duplicado que se vaya a vivir con mi mamá a San Francisco para que se hagan compañía y se cuiden. Las dos están enfermas y achacosas y mi ausencia las deprime más.

Luego de una llamada telefónica la semana pasada en la que me sentí perdida, agotada, de manos atada ante la situación, todos llegamos al límite y creí que no podía más. Hoybse rompió el silencio.

Mi mami me avisó que mi abue, finalmente cedió y se fue a vivir con ella

No es una victoria, jamás luché contra mi abuela. Es una bendición, un toque de karma que me devuelve la fe en que es posible ser feliz.

Hoy soy una mujer feliz, otra vez, por la gracia de mi abulita.

Anuncios