Archivo mensual: febrero 2014

Y si se te pasa la vida…

20140228-175055.jpg
“La vida no es miel sobre hojuelas, pero tiene miel y tiene hojuelas.”
Doménico Cieri Estrada

Algunas veces uno imagina cosas y luego son diferentes, o simplemente no son. A veces uno sueña con algo y vive engañado, vive de ilusiones y pierde el tiempo. La mayor parte del tiempo uno es un tonto al que se le pasa la vida por delante, esperando por sucesos irreales que desplazan a los que en verdad valen la pena.

Hay que vivir el presente. Hay que pensar en el futuro pero en un futuro posible. Hay que dejar el pasado donde esta y aprender de el para no cometer las mismas estupideces. Hay que disfrutar lo que se tiene y sacar el máximo provecho de ello.

Hay que dejar de comer tanta mierda por lo que pude haber sido y no fue pues sencillamente no fue.


La vida es una mierda…

Me fui a Cuba, esta vez por una semana, llena de inspiración, planes y expectativas.

Este de mi tercer viaje y el primero con tiempo suficiente para disfrutar Cuba. Lo planifiqué para luego del 14 de Febrero para poder pasarlo con mi amor aquí pero para estar presente allá en la semana de la Feria del Libro. También planifiqué visitar Santa Clara para conocer a la familia de mi amor y pasar tiempo con mi camarero del alma. Esta vez también mi queridísima Maday estaría presente. Tenía todos los teléfonos de amistades leales y antiguas a las que quería visitar por fin. Qué más se puede pedir para ser feliz?

Eso pensaba yo pero la vida, – y la gente sobre todo – siempre cabrona, te cambia los planes o mejor, te hace cambiar los planes.

Entonces, solamente pude ir a Santa Clara aunque el tiempo con camarero es algo que nos debemos aún. La Feria del Libro tendrá que seguir esperando por mi al igual que los amigos, siempre pacientes. Mi Maday estuvo, llorosa de vez en cuando y se escapó furtiva y de madrugada para no decir “adiós”. La semana se convirtió en 4 días y el amor y la nostalgia y los buenos recuerdos se convirtieron en bilis dentro de mi boca.

Se que Cuba no tiene la culpa pero uno asocia las experiencias a los lugares y es una lástima que lo que 20 años viviendo allí no pudieron corromper se haya ido a la mierda en 4 puñeteros días de mierda.

Pero los quiero…


Marionetas y marionetistas…

De mi otro blog, sobre un tema actual y nuestro.

Asuntos triviales

20140220-162304.jpg
El asunto de Venezuela está candente ahora y siendo cubanos, latinos y sobre todo, cuando nos unen a ellos las circunstancias actuales y la historia, su situación nos preocupa. Nos preocupa porque el pueblo cubano ha sido y será históricamente solidario con los otros pueblos. Nos preocupa pues en medio de la balasera están nuestros profesionales cubanos que, con todo egoísmo, nos importan más que cualquier venezolano. Y amén de todo esto, el problema más grande ahora para los cubanos son los ataques de nuestros hermanos venezolanos hacia nosotros, el pueblo de a pie.

Yo no los culpo a ellos pero entiendo que los cubanos tampoco somos culpables de nada. Y digo cubanos pues es el término que usan y a quienes se dirigen sus insultos y a quienes culpan de sus problemas, no al régimen que impera en Cuba desde hace medio siglo. Si nos ponemos a analizar, ellos…

Ver la entrada original 455 palabras más


El vicio que la hiere/mueve…

20140220-223048.jpg

La víctima depende del agresor, hay una dependencia emocional.
Pero es que el agresor también depende de la víctima,
porque basa su autoestima en la dominación.
Ana Isabel Gutiérrez Salegui

– De todos los hombres con los que has estado, dime cuál no te ha golpeado?

No respondió, sólo me miró con cara de no comprender la anormalidad del asunto, la gravedad. Me miró como quien cumple un deber al estar en su situación.

– Tú estás enferma. No te das cuanta de que es un vicio, de que sólo buscas hombres que te maltratan?

– Tu has tenido suerte de encontrar sólo hombres buenos -, me dijo, a modo de reproche.

La miré con pena, con vergüenza ajena, con ganas de golpearla yo también hasta abrirle un hueco en la sien para sacarle la porquería que hay dentro, si total, ni la usa.

Las mujeres reiterativamente abusadas buscan el abuso como el adicto busca la droga. No se sí es una penitencia que se auto-imponen o una deuda que pretenden saldar con dolor. Como mujer que jamás aceptaría ninguna versión de abuso por parte de nadie soy incapaz de entender cómo funciona su psiquis.

De todas formas duele.