Archivo mensual: enero 2015

Toccami – Lara Fabian

2015/01/img_2408.jpg

Toccami

Chissà quando sarà uno ora chi lo sa
Forse solo un minuto
Da quando guardi in me
Il tempo sembra che
Scompaia in assoluto
Avvicinandomi
Sento la febbre che
Sale con me corre una fionda

Toccami
Dai su bruciami la pelle
Toccami
Ancora
Parlami
Una lingua strana
Che solo sia capita
da me

Chissà da dove viene
La sensazione che
Rivivo un’altra vita
Io conoscevo te
Ma non sapevo se
Co avrebbe riuniti
Questo destino che
Balla davanti a noi
L’ultimo passo di un amore

Toccami
Non lasciare fare al vento
Prendimi
La mano
Toccami
Fai l’amore con il tempo
Sfidalo, scongiuralo se puoi

Tócame

Quién sabe cuando será
se que sera ahora
Quizá solo un minuto
Quando me miras
el tiempo parece que
desaperece por completo
Se está acercando a mi
Siento la fiebre que
Sale y me como una honda

Tócame
quemame toda la piel
Tocame
más
Hablame
con un idioma extraño
que solo pasa a ser parte de mi

Quién sabe de donde viene
esa sensación que
vuelvo a vivir una y otra vez
Te conoci
pero yo se que si
nos hemos reunido
Este destino que
Baila delante de nosotros
el ultimo paso de un amor

Tócame
no dejes que sea
el viento quien lo haga
Llevame
de la mano
Tocame
y hazme el amor
con el tiempo
Este desafio, no lo podras evitar

Touch me

Who knows how long has it been, who can tell
Maybe it was just a minute
You’ve looked inside me
And time seemed to
Fade away in the absolute
While getting closer to you
I feel the fever that
Gets higher in me

Touch me
Come on, burn my skin
Touch me
Again
Talk to me
In a foreign/weird language
That only I
Can understand

Who knows from where comes
This feeling that
I’m living again, in an another life
I knew you
But I didn’t know if
(Destiny) would ever bring us together again
This destiny that
Dances in front of us
Its last step of a love story

Touch me
Don’t let the time take the lead
Take me
By the hand
Touch me
Make love with the time
Defy it, avoid it if you can

Continuar leyendo


La Mujer Real…

mujereal

El mío, el importante, el que me dura;
perfecto como el jueves o el verano.

Éste – Carilda Oliver Labra

La Mujer Real no se avergüenza de sus carnes, no esconde sus estrías ni su celulitis. La Mujer Real está feliz consigo misma porque el Hombre Real la encuentra irresistible sin muchos retoques, así como ella es.

La Mujer Real tiene los mismos pezones sensibles y la espalda flexible que las demás. El Hombre Real se endurece con su olor a mangos maduros y su sabor a sal. Él mete sus dedos entre la maraña enredada de cabellos sin peinar y degusta la espalda curvada de la Mujer Real. Ella empina el culo sin pudor, como toda Mujer Real, puta y provocativa.

La Mujer Real dice palabras sucias y se muerde los labios, degustando el sabor de la osadía. Al Hombre Real le le da una punzada de deseo cada vez que ella lo mira con ojos de pantera y se estira y revuelve entre sábanas, porque sabe que la Mujer Real está dispuesta y lo llama.

La Mujer Real conoce los azares del amor y se desnuda las penas y los “ay no” antes de presentarse ante el Hombre Real; su dueño y señor, su sirviente y vasallo. El Hombre Real siempre la toma, agradecido y le devuelve el favor con suspiros que a ella le salen de entre las piernas en forma de mariposas mojadas.

La Mujer Real no teme nada. La Mujer Real lo prueba todo. La Mujer Real lo puede todo porque el Hombre Real la adora.