Archivo de la etiqueta: Cocina

*MI* día de los Enamorados.

tuti y yo el la tarde de Thanksgiving. Fuimos a ver una peli en 3D!!!

Ayer intenté subirles el ánimo pero hoy voy a ser un poquito más egoísta y contarles sobre mi lindo día de los enamorados. Lo siento pero fue especial, jajajaja!

Comenzó el lunes en la noche. Yo me despierto a las 7 am para irme al trabajo y a esa hora Arian está dormido, solo le doy un besito y no lo veo más hasta las 11 pm que llega él del trabo – cuando aún estoy despierta -. El lunes él llegó a la misma hora de siempre y ya yo dormía, se bañó y se puso a ver una peli, esperando que fueran más de las 12 am. Me despertó con muchos besitos y yo refunfuñando pues estaba dormida hacía horas pero al fin logró que abriera los ojos. “Despiértate tuti que ya es el día de los enamorados” me dijo con más besitos.

Abrí los ojos y me tenía una bolsita de esas cómicas que te dan en las tiendas con los regalos, de un gris plateado oscuro y letras negras con tremendo toque, jejeje! La abrí y había una cajita azul oscura en forma de cilindro, envuelta en papel del mismo color que la jabita. La cajita decía “Citizen Eco-Drive” y por la forma supe que era un reloj. Hace como un mes el mío – un Orient que me compré hace como dos años- se me cayó varias veces y se descoj**ó 🙂 así que tuve que desecharlo.

El nuevo reloj está bello pero él no se cansó de  preguntarme si me gustaba pues podíamos ir a cambiarlo, “yo sé que a ti te gustan dorados pero los únicos que habían tenían brillantes y piedras que sé no te gustan” me decía. Soy muy sencilla para mis gustos, en lo único que me permito ciertas extravagancias en en los zapatos pues soy fetichista pero en las prendas y la ropa no me gusta mucho el escándalo y es cierto que prefiero el dorado, pero el reloj está bello, sencillo, pulcro… muy “Yesi” ciertamente.

Me encantó y – aunque estaba dormida – no creí necesario cambiarlo, me enamoré del reloj como me enamoré de él cuando lo(s) vi 🙂 Solo había que llevarlo a recogerle unos eslabones pues los relojes siempre nos quedan grandes, a todos. Con la misma parsimoniosa felicidad con que me desperté, volví a dormirme en su hombro. La mañana siguiente – ya martes, 14 de febrero – me desperté temprano y me arreglé para el trabajo.

Lo desperté para que me llevara, ya que no nos veríamos más, quería pasar un ratico con él. El viernes escribí el cuento que ya publiqué ayer, “Precipicio” y se lo mandé por correo postal. Llegó el lunes pero lo guardé para dárselo ayer. Lo fue leyendo mientras yo terminaba de alistarme. Le gustó mucho aunque la historia no tiene nada que ver con nosotros y el final es al estilo ruso O.O jajajaja! Fue lo que salió y para mí no hay nada mejor que la espontaneidad.

Me fui al trabajo habiendo quedado en almorzar juntos en casa de Yusmel – que queda a 3 minutos de mi trabajo – a las 12 pm. Como 20 minutos antes me llama la asistente de mi jefa con tremendo misterio y/o mala cara que vaya a la recepción que Tammy me quiere ver urgente. “Oh shit! y ahora qué volá?” me dije pues mi jefa está un poco encarna’ en mi y ya me olía algún invento raro. Voy corriendo y la veo parada en la puerta junto a su hijo y me ericé pues yo tengo que hacer algo que es trabajo de él, pero él es el hijo so…

Cuando llego a la puerta me dice “This came for you” con un tono de rabia y abrió la puerta. Me encontré con este hermoso arreglo florar y me quedé, literalmente, O.O En seguida pensé en el tuti pero no podía reaccionar, “for me? Really?” y ella que si pero con cara de perro bulldog, jejejeje! Ella tiene problemas con la juventud, la belleza y el talento ajeno y siempre anda pendiente de mi pelo, mi ropa, mi estilo, hasta de las veces que uso el baño. Es angustiante, de veras.

Recogí mi regalo mientras me decía “I have room in my office if you need some” y le respondí “thanks” – but HELL NO! Do you think I´m gonna give MY flowres?? Ohhh, you’re a CRAZY woman! – y me las llevé a mi oficina. Sentí mucha vergüenza pues todo el mundo estaba para el chisme y no soporto ser el centro de atención. Las chicas cool de la oficina me felicitaron y elogiaron las flores y el gesto, de corazón. Revisando encontré que también había un paquetico rosa: Chocolates! Repartí algunos a las chicas y me comí uno yo solita, saboreando mi felicidad 🙂

Enseguida llamé al tuti y le conté llena de risas todo lo que pasó y me dijo que venía a buscarme a las 12 pm. No trabajé más pues no podía concentrarme de tanta alegría, jejeje! Almorzamos juntos y fue genial. Yo regresé al trabajo y le dije que lo llamaría a las 5 pm cuando saliera del trabajo ya que no nos veríamos más hasta las 11 de la noche. Al salir del trabajo llamé a la mujer del primo con quien iría a la peluquería al salir del trabajo. Estaba vestida completamente de blanco así que le dije que iría a cambiarme para recogerla.

Al llegar a casa me di cuenta de que se me había quedado la llave y llamé a mi papá para que me abriera. Parada en la puerta vi la moto de Arian afuera y pensé que tal vez Yusmel lo había llevado al trabajo para que yo lo recogiera en la noche – asegurando así que no me durmiera y poder estar juntos en la noche un ratico -. Mi papá me abrió la puerta y en la mesa había otro regalo, este de mi papá. Junto a mis flores un osito de peluche rojo con un corazón que dice “hug me”. Una de sus novias se lo regaló y él decidió dármelo a mi, jejeje! Mi papá es un caso!

Entré al cuarto rápido a cambiarme y llamar a Arian y… estaba escondido en el closet!!!! jajajajaja! “Yo descanso hoy tuti, quería darte la sorpresa!” me dijo y me llevó a la cocina. Olía muy rico y se puso a revisar el horno. Me dijo que había cocinado para mi y que no sabía cómo había quedado pero que esperaba me gustara. Me hizo ir al cuarto pues no podía ver qué era y allá fui a esperar. Se demoró bastante y yo me puse a ver la televisión y a contarle a mi amiga de las sorpresas del día por mensajes de texto. Arian abrió la puerta, “cierra los ojos” me dijo e hizo que extendiera las manos.

Cuando abrí los ojos esto fue lo que encontré. Salmón, papas asadas, puré de papas y vegetales al vapor y como ven, unas florecitas hechas con frijoles blancos, maiz y unas ramitas de perejil 🙂 Para qué decirles que estaba delicioso. Él sabe que una vez probé el salmón y me encantó. Yo no sé para otras personas del mundo pero para un cubano el salmón es más raro y exótico que la misma carne de res O.O así que lo disfruté muchísimo – ahora mismo estoy loca porque sean las 12 para irme a almorzar, traje un poco que quedó de anoche. Yummy! -.

Comimos, vimos tv, nos enamoramos y fuimos a dar una vuelta, mirando adornos y esas cosas para terminar de decorar el cuarto pues nos cambiamos al grande y entre sábado y domingo dimos una limpieza olímpica y pintamos todo. Quedó muy lindo y solo nos faltan algunos detalles, por eso salimos a buscar cositas que nos inspiraran.

Fue un día muy lindo y lo pasamos riendo y jugando. Fue mi mejor día de los enamorados y no solo por los regalos y las sorpresas si no, por sus deseos de hacerme feliz.

gracias tuti.


Olimpiadas en mi cocina – la Cena de Fin de Año.

No hay amor más sincero que el amor a la comida. 

Los amigos: una familia cuyos individuos se eligen a voluntad

Jean Baptiste Alphonse Karrs

Los preparativos comienzan alrededor de un mes antes, parando en cada quiosco de San Fco. de paula a comprar las cosas de poquito en poquito. La pierna de puerco; hay que asegurarla temprano y si se puede encargar a un criador para que sea fresca, pues mejor. Naranjas; todas las que se puedan porque siempre hay quien se roba alguna para hacer un jugo o para chupársela porque le está cayendo catarro. Piña y fruta-bomba. Harina, huevos, leche, vainilla, canela, azúcar. Turrón de Alicante, uvas pasas, sidra. Jamón, manzanas, aceitunas. Todo permanece bien guardado para el 31; antes no hay nada para nadie.

30/12

Las preparaciones comienzan en día 30 bien temprano. Amaneciendo ella se levanta y ya la carne está descongelada y deshuesada. Como en San Fco. ella no tiene horno, la carne se cocina en cazuela. En el recipiente de la olla Reina pone los boliches de carne y procede a apuñalarlos hasta el cansancio. El adobo se prepara con naranjas agrias, ajo, comino y sal. Todo este proceso no pasa de las 7:00 am. El pozuelo va, tapado con un plato llano, para dentro del refrigerador.

Comienza la preparación de los dulces. La abuela y la madre, diligentes, ayudan a pelar las frutas en lo que la cocinera prepara las ollas en la pequeña cocina de gas de dos hornillas. Las naranjas se pelan y se cortan por la mitad; ella saca todo el jugo y pone en una olla de presión las tapas después de exprimir. Agua hasta taparlas y una pizca de sal completan el trabajo. Así van al fuego hasta que la olla coja presión, para repetir este proceso varias veces. Se baja la olla, se bota el agua, se aprietan las naranjas entre las palmas de las manos bajo el agua fría para que suelten el amargor de la fruta. De nuevo a la candela con más agua, esta vez sin sal. Mientras tanto se pelan las piñas y las fruta-bombas, se cortan en cubitos y esperan sus respectivos turnos para ir en ollas a la candela también, solamente con azúcar. El mismo destino le espera a las naranjas en cuanto estén transparentes y ya no estén amargas.

Mientras se cocinan los dulces en almíbar, ella bate 5 claras de huevo en un bol. Ya es medio día. El merengue debe llegar a la consistencia de “punto de nieve”, es decir, debe quedarse pegado en el tenedor, espumoso y firme. Ardua labor la de seguir batiendo al incorporar una latica de azúcar.; el merengue no debe cortarse y hay que batirlo a mano pues no hay más recursos. La abuelita la socorre y continúa batiendo mientras ella baja el dulce de piña y calienta la otra olla de presión sin la tapa. Ya el merengue está listo, ahora se añaden las yemas, previamente batidas con un poquito de leche, vainilla y sal. Se une todo y se pone la latica de harina; hay que batir suavemente para no quedar blancas de polvo y hasta que tenga la consistencia correcta. Ya la olla está bien caliente y se ella le pone una gotica de aceite para que no se queme. Echa la mezcla de harina, leche , azúcar y huevos en la olla y la tapa pero sin ponerle presión. La olla va a la candela muy baja.

La abuelita prepara un almuerzo rápido pues pasan de las 2:00 pm. Ya el dulce de piña está frío y va para el refrigerador, el de fruta-bomba están listo. Le pone en un poquito de canela – su secreto personal – y lo deja refrescar. El dulce de naranja se ha demorado pero ya puede bajarlo también; el fregadero hace las veces de aclimatador para enfriar las cazuelas. Pone a hervir arroz en un poco de agua. La panetela ya huele, la puede bajar. Hay que echarle agua fría a la olla por fuera para que se despegue y poder sacarla. Va directo a un plato llano a enfriarse en algún lugar de la meseta. Los dulces de fruta-bomba y de naranja van al refrigerador y es hora de “re-ubicarlo” todo pues se va haciendo angosto el interior del LG.

Envía a la madre y al novio a buscar el cake delicioso que hace aquel señor y que encargaron días antes. Este fin de año promete un coma diabético. Arma la batidora y pone huevos, leche, azúcar, vainilla y una pizca de sal y hace la mezcla para dos flanes tamaño familiar. Si, tiene que hacer dos porque sus invitados la adoran por ser ella… y por el magnífico flan que prepara. Desocupadas las ollas de presión, les pone un poco de agua y las deja preparadas para cuando se desocupen sus dos únicas hornillas. Le añade leche al arroz ya blando, azúcar, una corteza de canela y revuelve. Pone en la hornilla bacante un recipiente metálico con azúcar para hacer caramelo.  Cuando está listo y sin dejar que se queme, lo baja y repite la operación. Se enfría con rapidez y prepara el la mezcla del flan y tapa el recipiente con lo que aparece, haciéndole unos huequitos para que “respire” mientras se cocina. El primer flan va a la candela. 25 min de presión y abajo nuevamente. Segunda ronda. El arroz con leche está listo y hay que ponerlo en las dulceras para dejarlo enfriar. Ya son las 7:00 pm y la abuelita se marcha.

Es la recta final y ya falta solo terminar un flan. Pone a ablandar frijoles para el arroz moro del día siguiente. Al terminar el flan pone coditos a ablandar para la ensalada fría. Ya el cansancio la ha atacado. Finalmente todos los dulces están listos y en el refrigerador que, estoicamente aguantó todo lo que le metieron dentro. Se da un baño mientras el novio vigila lo que está en la cocina; menuda hazaña! Se apagan los fogones y se tapan las cazuelas, se vira la carne dentro de su recipiente para que absorba los jugos. Es hora de dormir… mañana es un día largo, pero no tanto como hoy.

31/12

Resultados. En la mañana del 31 de diciembre se levanta temprano de nuevo. La ensalada fría es lo primero que prepara. Después pone a ablandar las yucas y a cocinar la carne a fuego lento. Comienzan a llegar los amigos, la abuelita; se siente el olor a carbón que llega de todas partes con el viento. Se pone la música y se arman el dominó y el scrabble. La madre pela plátanos para hacer chicharritas, la abuela cocina en aceite hirviendo. Se preparan batidos con helado, malta, leche condensada. El día entero se va en juegos, bailes, conversaciones amenas. Cocina el arroz moro y hace el mojo para la yuca. Fríe plátanos y prepara una ensalada. A las 9:00 pm comen. Brindan con sidra y siguen de rumba hasta la media noche.

Lo más simpático del caso es que nadie prueba un dulce, están tan llenos que no les cabe nada más en el estómago.

 

En mi casa se come dulce desde el 1ro hasta el 15 de Enero.