Archivo de la etiqueta: Regalo

Materia de poesía…

orgasmo-femenino-L-J48eHn

La carne es incompatible con la caridad: el orgasmo transformaría a un santo en un lobo.
Emil Cioran

Materia de Poesía

Qué importan los versos que escribiré después
ahora
cierra los ojos y bésame
carne de madrigal
deja que palpe el relámpago de tus piernas
para cuando tenga que evocarlas en el papel
cruza entera por mi garganta
entrégame tus gritos voraces
tus sueños carniceros
Qué importan los versos donde fluirás intacta
cuando partas
ahora dame la húmeda certeza de que estamos vivos
ahora
posa intensamente desnuda
para el madrigal donde sin falta
florecerás mañana.

Wichy Nogueras

***

Soneto

Te vi de pie, desnuda y orgullosa
y bebiendo en tus labios el aliento,
quise turbar con infantil intento
tu inexorable majestad de diosa.

Me prosternó a tus plantas el desvío
y entre tus piernas de marmórea piedra,
entretejí con besos una hiedra
que fue subiendo al capitel sombrío.

Suspiró tu mutismo brevemente,
cuando en la sed del vértigo ascendente
precipité el final de mi delirio;
y del placer al huracán tremendo,
se doblegó tu cuerpo como un lirio
y sucumbió tu majestad gimiendo.

Rubén Martínez Villena


Un cuento para mí…

Un regalo, un cumplido, un cuento… para mi.

Los silencios de Onán.

No conserva registro alguno de la tesitura de su voz, ni siquiera la imagina. Tampoco consta en sus recuerdos memoria referente a los sentidos del gusto, tacto u olfato. Así, no sabe de salivas mezcladas ni fluidos canjeados en el mercado de la carne, ignora las temperaturas que acompañan el proceso de abrirse paso entre humedades y por ende, desconoce el sentido en que se mueven en el espacio las partículas revueltas de las hormonas de ella. No sabe cuánto de fugaz o tercos pueden ser los olores atrapados en un cuarto ni del efecto morning after, ni desayunos o alientos, despedidas o exclamaciones.

Sin embargo posee sus palabras, las exactas, las suficientes, las reveladoras. Palabras que Onán acaricia y moldea, distribuye, posiciona y vuelve a visitar.

Palabras de senos pequeños y aureolas color de las moras salvajes, de nalgas tersas que sustentan las creencias de una nueva religión, discursos reptantes entre zapatos y muslos de diosa meretriz ofrecida y a la vez venerada. Palabras escritas en altares de conchas y entradas al Averno, espetadas, demostradas, innegables. Arengas de estatua impúdica y curvas de regreso al ombligo, palabras con ranuras postradas, rajas, grietas y el mapa estelar, salidas de labios profanos, invitados a ser mancillados. Palabras donde la turgencia es una constante y el verbo, obligadamente, se convierte en latido.

Palabras que profesan Soy el camino, Soy la verdad y esta es la desnudez de mi entrepierna, que no os baste con contemplar mi Capilla Sixtina, levántense y anden. Estos son los pilares que sustentan mi templo, depositen su ofrenda de semillas y mis piernas-puertas siempre estarán abiertas.
Onán el incrédulo, sin el asidero de una fé constante y abrumado por tanta teología, prefiere callar, renegando así del credo y la aparición celestial y en un intento oportunista de salvarse, a medio camino entre cielo e infierno, se condena y purifica derramando en la tierra cada palabra de ella. Sólo después de este acto, Onán el pecador, se levanta en silencio dispuesto a tirar la primera piedra.


Who can say why your heart cries…

Una canción que me regalaron allá por el 2008.

Only Time – Enya

Who can say
where the road goes
where the day flows
only time
And who can say
if your love grows
as your heart chose
only time

Who can say
why your heart sighs
as your love flies
only time
And who can say
why your heart cries
when your love lies
only time

Who can say
when the roads meet
that love might be
in your heart
And who can say
when the day sleeps
if the night keeps
all your heart

Night keeps all your heart

Who can say
if your love grows
as your heart chose
only time
And who can say
where the road goes
where the day flows
only time

Who knows – only time
Who knows – only time


Sobrecumpliendo la norma…

Bueno gente, les cuento que ayer rompieron el récord de visitas al blog. El día que más visitas había tenido fue de 180 y ayer llegamos a las 234, con 57 de los Estados Unidos, 47 de Cuba, 25 de España y 21 de México como los top 4… Eso me ha puesto muy alegre pues, como ya había constatado, mucha más gente de la que esperaba se enteró de mi cumple y me felicitaron, elogiaron y agasajaron ayer.

En el trabajo también sobrepasaron mis expectativas. En la mañana nadie lo sabía, solo dos o tres personas a las que les había comentado con anterioridad, pero para las 10 de la mañana, ya esas pocas personas habían corrido la voz y los otros, uno por uno, fueron llamando para felicitarme, llegando a mi oficina, deseándome un bonito día y celebrando mi look – me arreglé bonita ayer, traje los labios rojos de la fotografía al trabajo 🙂 -. Incluso el ingeniero de las computadoras que comparte oficina conmigo me hizo dos regalos: me instaló una pc nueva para mi y me trajo bombones, muy dulce de su parte. Me sentí feliz, la pasé bien y me asombré de que tanta gente se preocupara, fuera amable y hasta me apreciara.

Aparte de esas sorpresas tuve otras dos, más atesoradas por mi. Mi camarero me hizo un post expresamente para mi: Felicidades! donde me confesó que me compró un regalo que debo ir a recoger a Villa Clara tan pronto pueda. La bella y dulce Leydi me regaló también una botella compartida con Rodo y Carlos Luis y me llenó el muro de facebook de felicitaciones, además de llenarme de comentarios, besos y abrazos virtuales.

Otros regalos muy queridos fueron las dos llamadas de mi mami – aunque no estaba segura de si eran 23 o 24 o.O – y la llamada a mi abuelita linda. Los correos de Maday, Josh, la visita de Yusmel y Alicia, el dominó, el casino, la comida preparada por mi amor. Recibí muchas felicitaciones también en facebook, de Raúl, de Ley, de Carlos Manuel, Elaine, Mar, Mercedes, Charly y muchos otros amigos que no tienen blogs pero que me quieren y me leen también. Me sentí muy bien y la pasé feliz, me olvidé de los problemas y disfruté.

Fue un día bonito y superó en creces mis expectativas, lo recordaré siempre. Me quedaron un vestido, un perfume, un labial y el regalo de Julio César que no sé que es… pero más importante, me quedaron los besos – en mejillas, labios, lanzados, enviados, susurrados -, los abrazos, las felicitaciones, los deseos de prosperidad y el amor de todos a los que les importo.

Gracias a todos.


Una carta de amor para mi…

Mi tuti y yo…

Este viaje comenzó hace exactamente 2 años y 4 meses y esto es algo de lo que he recibido en el camino; hoy desperté con estas letras en mi mesita de noche – que él escribió mientras yo dormía.

***

Mayo 16, 2012.

Si me preguntaran por qué te amo, tendría tantas respuestas o simplemente pudiera decir que te amo porque llevas una niña dentro o porque adoras a tu abuelita como solo tú sabes hacerlo, porque quieres mucho a tu mami y eres la mejor de las amigas, o pudiera decir que te amo porque ves la vida en colores, porque quieres en colores o simplemente porque cuando sonríes haces que se me olviden los problemas.

Podría decir que te amo porque has andado a mi lado sin detenerte aún cuando te ha agotado lo difícil y angosto del camino, porque me diste de tus fuerzas cuando a mi no me quedaban y tomaste de las mías, cuidadosamente, para no debilitarme. Podría decir que te amo porque sé que confías en mi, porque has apostado a nosotros a pesar de las piedras en el sendero.

Podría decir también, por qué no, que te amo porque te duele mi dolor, porque has llorado conmigo, porque disfrutas de todo lo que haces, porque escribes con pasión, porque todo te interesa.

Porque ves la vida desde un punto de vista al que pocos llegan, porque eres una mujer de buenos sentimientos, porque defiendes imparcialmente los derechos de los demás. Te amo por tu cadencia al caminar, porque eres ñoña y malcriada, porque haces unos frijoles negros pa’ respetar, porque te interesan los demás y te preocupas por ellos, porque te duele la desdicha ajena, porque sabes escuchar cuando es necesario, porque defiendes tus valores y pensamientos, porque eres independiente y fuerte aunque tú misma no lo creas.

Te amo porque conoces a la gente cuando la ves, porque miras de frente, porque te gustan los perritos y las mariposas, porque quieres darle a un niño abandonado una segunda oportunidad para tener un hogar y una familia que lo ame y lo proteja.

Te amo porque quieres que te construya con mis manos la casita de nuestros sueñois, te amo porque no pierdes la capacidad de soñar aún cuando la vida se empeñe en despertarnos.

Te amo porque eres de clave y guaguancó, porque eres verso, porque eres mi luz y mi sombra, te amo porque eres tú, la nieta de Águeda, la que entre gigantes y matas de mango jugaba a coleccionar piedras preciosas… y si no fuera suficiente para convencer a cualquiera, pues entonces le daría una razón más.

Te amo porque amarte me alimenta, me fortalece, porque amarte me lleva a luchar y aumenta mis ganas de vivir. Te amo porque amarte es lo mejor que me ha pasado.

Felicidades mi amor.


Mis regalos…

Regalo de Josh…

El corazón de una madre es un abismo profundo en cuyo fondo siempre encontrarás perdón.

 Honoré de Balzac

No, no soy madre aún, ni siquiera me lo he planteado como Ley aún aunque si conozco al padre perfecto para mis futuros hijos. No me seduce la idea de crear una vida porque ni siquiera la mía puedo controlarla a plenitud. No quiero tener hijos por el momento aunque si me siento una madre en potencia.

Desde muy joven sentí la necesidad de dejar mi legado en el mundo y supongo que por eso comencé a escribir, pero siempre estuve segura de que mi mejor obra serían mis hijos. Quiero tener 3 porque yo soy hija única y en mis casi 24 años, he necesitado de un hermano en muchas ocasiones. Dicen que el vínculo entre dos que habitaron el mismo útero, al mismo tiempo o en períodos distintos, es increíble y mágico, que no existe otro como ese. Yo quiero brindarles esa magia a mis niños, cuando esté lista para traerlos al mundo.

Siempre me he esforzado por aprender, por llegar a ser justa e imparcial, por cultivar valores y por vivir dignamente. Siempre he intentado ser la mejor persona posible para poder transmitirle eso a mis retoñitos. No quiero cometer errores y aunque sé que eso es imposible, intento pulir a la persona que soy para poder ser un ejemplo a seguir algún día.

Ellos vendrán, siempre he sabido que vendrán. De una forma o de otra, paridos con pujos y dolor, sacados de mi vientre mediante una herida o adoptados, pero he de ser madre algún día; lo sé, lo siento, está grabado en mis huesos. Y esos niños tal vez no sean los más inteligentes, los más hermosos, los mejores en la escuela, pero serán amados, educados, felices pues me he hecho esa promesa a mi misma y a ellos que aún duermen dentro de mi.

Al parecer dos amigos ven a esa madre potencial en mi y me lo dijeron con señales sutiles. La encantadora Ley me envió un correo pues al mandar felicitaciones pensó en mi. Gracias Ley!!! Por Loca me entiendes!!! 😀 y el otro fue un amigo de hace unos añitos ya, uno de mis niños genios que me regaló la pintura que ornamenta el post: Josh, pues me considera una futura madre. Gracias pequeñín!


Un beso de desayuno *

* Un beso de desayuno – Calle 13

Oye, esto es pa’ que …
veas que yo tambien …
escribo cosas bonitas”

Yo quiero caminar por encima de tu pelo,
hasta llegar al ombligo de tu oreja,
y recitarte un poquito de cosquillas,
y regalarte una sabana de almejas,
darte un beso de desayuno,
pa’ irnos volando hasta neptuno,
si hace frio te caliento con una sopa de amapola,
y con un fricase de acerola,

Quiero caminar por encima de tu pelo,
hasta llegar al ombligo de tu oreja,
y recitarte un poquito de cosquillas,
y regalarte una sabana de almejas,
darte un beso de desayuno,
pa’ irnos volando hasta neptuno,
si hace frio te caliento con una sopa de amapola,
y con un fricase de acerola

Tu eres un panal de dulce, fruta fresca, 
tu tienes una mirada demasia’o pintoresca,
una mirada color infinito, tu me pones el estomago blandito,
vamo’ pasito a pasito siguiendonos la huella, 
caminando en una tombola de estrellas, 
un trayecto con clima perfecto, 
regalame una sonrisita con sabor a viento
tu eres mi vitamina del pecho mi fibra
tu eres todo lo que me equilibra, 
un balance, lo que me conplementa 
un masajito con sabor a menta,

Tu tienes una cosita que brilla que sobresale
por eso yo quiero que tu me regales treinta carnavales
cuatrocientos mil cuentos, una cajita pa’ guardar los momentos
vamos hacer burbujas dentro del cafe,
vamos a tener cien bebe y dejar los fliche pa’ otro dia
tu me hicistes brujeria, bruja
vamonos pa’ Cuba, cien millas patinando por las antillas,
vamos hacer un compromiso sin capilla, 
con una siembra de trigo y con la luna de testigo
enrollaito usando el mismo abrigo,

Quiero caminar por encima de tu pelo,
hasta llegar al ombligo de tu oreja,
y recitarte un poquito de cosquillas,
y regalarte una sabana de almejas,
darte un beso de desayuno,
pa’ irnos volando hasta neptuno,
si hace frio te caliento con una sopa de amapola,
y con un fricase de acerola,

Tu eres todo un evento, una pintura en movimiento
un arbol que respira, tu eres una diosa calima
tu rima conmigo tu convina, que tal
Si yo me inyecto el pulgar en la boca
y me inflo como un globo 
nos estacionamos en un arbol de algarrobo
vamonos que el tiempo es oro,
la noche a da’o un estiron
y tengo el oceano de chaperon
mis piernas se conviltieron en algodon
porque estar contigo se siente cabron

Quiero caminar por encima de tu pelo,
hasta llegar al ombligo de tu oreja,
y recitarte un poquito de cosquillas,
y regalarte una sabana de almejas,
darte un beso de desayuno,
pa’ irnos volando hasta neptuno,
si hace frio te caliento con una sopa de amapola,
y con un fricase de acerola,

Quiero caminar por encima de tu pelo,
hasta llegar al ombligo de tu oreja,
y recitarte un poquito de cosquillas,
y regalarte una sabana de almejas,
darte un beso de desayuno,
pa’ irnos volando hasta neptuno,
si hace frio te caliento con una sopa de amapola,
y con un fricase de acerola

Ey, ey, ey, chica
ey, ey, ey, chica
ey, ey, ey, chica
ey, ey, ey, Calle 13
ey, ey, ey, chica
ey, ey, ey, chica
ey, ey, ey
ey, ey, ey, chica
“Oye Hector metele ahy, en la guitarra.


* What can I hold you with?

Un regalo de un hombre misterioso y encantador : Yan

* What can I hold you with? – Jorge Luis Borges (1934)

I offer you lean streets, desperate sunsets, the
moon of the jagged suburbs.
I offer you the bitterness of a man who has looked
long and long at the lonely moon.
I offer you my ancestors, my dead men, the ghosts
that living men have honoured in bronze:
my father’s father killed in the frontier of
Buenos Aires, two bullets through his lungs,
bearded and dead, wrapped by his soldiers in
the hide of a cow; my mother’s grandfather
–just twentyfour– heading a charge of
three hundred men in Peru, now ghosts on
vanished horses.
I offer you whatever insight my books may hold,
whatever manliness or humour my life.
I offer you the loyalty of a man who has never
been loyal.
I offer you that kernel of myself that I have saved,
somehow –the central heart that deals not
in words, traffics not with dreams, and is
untouched by time, by joy, by adversities.
I offer you the memory of a yellow rose seen at
sunset, years before you were born.
I offer you explanations of yourself, theories about
yourself, authentic and surprising news of
yourself.
I can give you my loneliness, my darkness, the
hunger of my heart; I am trying to bribe you
with uncertainty, with danger, with defeat.

Traducción:

¿Con qué te puedo retener?
Te dejo las magras calles, los atardeceres desesperados, la luna de los ásperos suburbios.
Te ofrezco la amargura de un hombre que ha mirado largamente la luna solitaria.
Te ofrezco a mis ancestros, a mis muertos, los fantasmas que otros hombres vivos honraron en mármol: el padre de mi padre asesinado en la frontera de Buenos Aires, dos balas atravesando sus pulmones, barbado y muerto, envuelto por sus soldados en un cuero de vaca; el abuelo de mi madre –con sólo veinticuatro años- dirigiendo una carga de trescientos hombres en el Perú, ahora todos ellos fantasmas sobre borrosos caballos.
Te ofrezco cualquier cosa que en mis libros se pueda guardar, cualquier acto de valentía o alegría de mi vida.
Te ofrezco la lealtad de un hombre que nunca ha sido leal.
Te ofrezco esa esencia de mí mismo que, de alguna forma, he salvado –esa que no comercia con palabras, ni trafica con sueños, y que permanece intacta ante el tiempo, las alegrías, las adversidades.
Te ofrezco el recuerdo de una rosa amarilla vista en un atardecer, años antes de que tú hubieras nacido.
Te ofrezco explicaciones sobre ti, teorías sobre ti, auténticas y sorprendentes noticias de sobre ti.
Te puedo dar mi soledad, mi lado oscuro, el hambre de mi corazón; estoy tratando de sobornarte con incertidumbres, con peligros, con derrotas.